Mejora continua

Conectados al futuro

La exigencia no tiene descanso. La seguridad y la garantía del suministro obliga al CAT a innovar y apostar siempre por la mejor tecnología disponible.

De la cloración a la ozonización

Uno de los mejores ejemplos de innovación reciente en el CAT es la planta de ozono, un tratamiento en el proceso de potabilización para desinfectar y mejorar la calidad del agua que ha acabado sustituyendo el uso de cloro. El ozono, que el CAT aplica de forma pionera al principio del tratamiento, también es aplicado en la fase final del proceso de potabilización. Permite utilizar mucha menos cantidad de reactivos y, gracias a su alta capacidad oxidante, es un desinfectante mucho más potente. Además, ahorra los riesgos de transporte, almacenamiento y manipulación del cloro, lo que contribuye a la sostenibilidad y la eficiencia del CAT.