El CAT presenta los ejes de acción para el 2018

Presentació balanç 2017 i eixos del 2018 a Tortosa

El Presidente del Consorcio de Aguas de Tarragona en funciones, Josep Fèlix Ballesteros, acompañado del director-gerente, Josep Xavier Pujol, han dado a conocer los datos más relevantes de las acciones ejecutadas durante 2017 y han presentado los ejes principales para este año 2018.

En el curso de 2017, el Consorcio de Aguas de Tarragona (CAT) ha seguido ejecutando las directrices del Plan Estratégico 2015-2017, orientado a la mejora de la calidad y de las garantías del suministro, como también en el ámbito de la Responsabilidad Social avanzando en la transparencia informativa. Por otro lado, en la misma línea, se ha diseñado el nuevo Plan Estratégico por los cercanos 4 años, 2018-2021.

En relación a los consumos, los datos de los ayuntamientos y las industrias continúan mostrando la consolidación de la tendencia de los últimos cuatro años, con unos incrementos que ya se sitúan en consumos antes de la crisis y sequía del 2007. Hay que tomar en consideración que el consumo por la industria de agua reutilizada ha estado de 4,78 Hm³, además de los 30,64 Hm³ suministrados por el Cat.

2017

Hm³

2016

Hm³

2017/2016

%

2017/10 años

%

Ayuntamientos 45,17 43,58 3,65 +4,93
Industrias 30,64 27,49 11,46 +10,42
TOTAL 75,81 71,07 6,67 +7,08

 

La planta de ozono

Sin duda, la principal actuación de este 2017, es la entrada en servicio de la nueva planta de ozono para sustituir el cloro en el proceso de potabilización

El CAT es pionero en Cataluña en la implantación de este sistema de potabilización, en cuanto a la preozonización. Se trata de un proyecto tecnológico y de innovación que supone una mejora en la calidad del agua, a la vez que también supone mejoras en el medio ambiente y la seguridad, por las implicaciones del sistema actual de cloro en el almacenamiento, el transporte y la manipulación.

El proyecto, planteado como concurso de proyecto y obra, tenía un importe de licitación de 7,1 M€, se adjudicó el septiembre 2016 y se puso en funcionamiento el mayo de 2017.Las obras han tenido un coste de 4.870.042 €.

Con la puesta en marcha de la planta de ozono, se empiezan a concretar los ahorros en el proceso de potabilización de unos 200.000 €/año, haciendo la comparativa con el tratamiento actual sin tener en cuenta las ventajas de la mejora de calidad, mejora de la prevención de riesgos laborales, su manipulación y la contribución a la huella del CO₂.

Laboratorio de Calidad del Agua (LQAIGUA)

Este 2017 el laboratorio ha cumplido 10 años a las instalaciones del Consorcio al ETAP de la Ampolla. Un año que ha servido para estrenar un nuevo equipamiento: un cromatógrafo líquido acoplado a un espectrómetro de masas (HPLC/*QQQ) que, con las mejores tecnologías disponibles (MTD), permite detectar a las aguas superficiales captadas del Ebro los que se denominan contaminantes emergentes y prioritarios. El coste de la adquisición del equipo ha estado de 210.377 €.

Por otro lado, el laboratorio ha revalidado la acreditación que permite que los resultados de los parámetros microbiológicos analizados, sean válidos y reconocidos por todas las autoridades y organismos competentes. La acreditación de ENAC es logró inicialmente en 2013 por otros parámetros (fisicoquímicos, metales y compuestos orgánicos) según la norma UNE/EN ISO 17025 y este 2017 se ha ampliado y renovado con los parámetros microbiológicos.

Finalmente, por lo que hace referencia al laboratorio, cabe destacar la actualización del LIMS, un nuevo paquete informático que permite gestionar de manera más eficiente los datos generados en el laboratorio.

Eficiencia energética

El CAT ha conseguido rebajar más de un 15% los costes energéticos. De este modo, durante el 2017 se ha consolidado el proyecto SAOOEC “Sistema Automático de Operación con Optimización Energética al CAT” recuperando la inversión inicial de 1,2M de euros hecha entre el año 2014 y 2015.

El SAOOEC funciona a través de un software, creado por una empresa neozelandesa que se ha implantado con éxito a 16 instalaciones del mundo. El CAT ha sido el primero al instalarlo en Europa continental y lo ha hecho con el objetivo de obtener el coste energético más bajo posible. A grandes rasgos, esta es una solución que facilita la planificación de operaciones por las cercanas 48 horas con el objetivo de optimizar los costes de explotación y conseguir así un ahorro energético, consumiendo la energía en el momento del día en que su coste es más bajo. Este ha sido un proyecto fundamental por el Consorcio puesto que la energía representa una tercera parte de los costes de explotación.

El proyecto ha sido motivo de “case study” y reconocimiento de éxito por parte del grupo internacional Suez Environment que ha absorbido la empresa Derceto, implantadora del proyecto al CAT.

Agua embotellada

Este año, se ha hecho una prueba piloto experimental de embotellar agua destinada a acontecimientos públicos organizados por los consorciados, sean ayuntamientos o industrias. La acción se enmarca en el fomento del consumo de agua del grifo, que promueven la mayoría de ayuntamientos consorciados.

El CAT ha subscrito un convenio con la empresa EMATSA para disponer de 60.000 botellas de agua de medio litro, con una etiqueta acreditativa de la procedencia y las propiedades del agua. A lo largo del 2017 se han consumido 47.415 botellas de agua provenientes de este convenio entre ambas instituciones.

Eventos relevantes

En mayo de 2017 el CAT colaboró, junto con EMATSA, en la organización de las Jornadas Técnicas de AEAS (Asociación de Empresas de Agua y Saneamiento), el principal foro de encuentro, a nivel nacional, de profesionales, empresas e instituciones para el debate y transferencia de conocimientos de aquellos aspectos de mayor interés relacionados con el ciclo integral del agua.

Por otro lado, este 2017 el CAT ha organizado el primer encuentro de inspectores de la Agencia de Salud Pública de la Generalitat de todo Cataluña. Además también se ha celebrado la primera Jornada Técnica por todos los consorciados (ayuntamientos e industrias). Ambos acontecimientos se repetirán este 2018 puesto que fueron todo un éxito.

Líneas de actuación en 2018

Las acciones más notorias se enmarcan en el inicio de la aplicación del nuevo Plan Estratégico 2018-2021. Un documento aprobado por el Consejo de Administración y explicado en detalle a los trabajadores y consorciados del CAT, todo ello en línea de continuidad con el anterior: renovación y calidad, marcados por los principios de transparencia, eficiencia y respeto por el Medio ambiente. El Plan Estratégico contempla varias inversiones en los cercanos 4 años, estimadas en 24,5 M€. A continuación, se detallan las acciones más relevantes por este 2018.

 

Sensores online: desde el CAT se han seleccionado quince puntos clave en la red de distribución para controlar la calidad del agua a tiempo real durante 24 horas al día los 7 días de la semana, unos puntos donde se han instalado unos sensores que se controlarán telemáticamente. De este modo se consigue un seguimiento continuo de la calidad del agua que suministra el Consorcio y poder actuar en caso de episodios de anomalías. Además, de acuerdo con las normativas y requisitos vigentes al CAT, uno de los objetivos también es la reducción de los muestreos y las analíticas manuales que hasta ahora se tienen que hacer dentro del programa de autocontrol y vigilancia y controles sanitarios de las aguas de consumo humano. La implantación de estos sensores se alargará hasta el año 2020 cuando se dispondrá de hasta 15 equipos por monitorizar online la calidad del agua. Actualmente hay instalados 6, se instalarán 3 cada año hasta el 2021.

Proyecto LIFE Ebro-ADMICLIM: este 2018 se pondrá punto y final al proyecto que empezó hace cuatro años y que consiste en el análisis del transporte de sedimentos al tramo final del ríe Ebro y su dispersión en los canales y parcelas para incrementar la acreción y evitar la subsidencia del Delta. El CAT forma parte del proyecto como socio, aportando el excedente de barros que genera el Consorcio a lo largo del proceso de potabilización para su regreso al medio. De este modo el CAT contribuye a mitigar, con una parte muy pequeña pero validando un posible modelo, los efectos del cambio climático y la afección al delta por el incremento del nivel del mar. El proyecto está liderado por el IRTA, junto con otros socios como el ICGC, Oficina del Cambio Climático de la Generalitat, la Agencia Catalana del agua, la Universidad de Córdoba y la Comunitat de Regants-Sindicado Agrícola del Ebro)

Seguridad física y lógica ETAP: proyectos de adaptación de las instalaciones de las instalaciones centrales en Constantí y la ETAP en la Ampolla, para aumentar el nivel de seguridad tanto en los cierres perimetrales (seguridad física) como los sistemas de detección con video vigilancia y alarma (seguridad lógica).

 

Responsabilidad social corporativa: a partir del próximo mes, se establece un nuevo modelo de visitas escolares a la ETAP: este año se pondrá en marcha un nuevo modelo adecuado al nivel educativo de los visitantes (3 niveles: primaria, secundaria y Bachillerato y ciclos formativos). La visita se dividirá en dos partes: por un lado, una parte formativa y de visita por las instalaciones con unas tabletas que permitirán ver las fases del proceso de potabilización del agua en 3D, mientras que por la otra banda los alumnos podrán hacer experimentos con el agua en un aula adaptada por este fin.

También, dentro de este apartado, la mejora de la comunicación tanto externa como interna, como la remodelación de la página web, la puesta en servicio de la sede @electrónica, un nuevo newsletter con envío mensual a los trabajadores y a los consorciados, que recoge las principales actividades que se realizan al Consorcio.

Share on:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.